Soluciones del IPJ

Estrategia digital de la GLEIF para el IPJ



Desde la banca o la producción hasta la gestión de las cadenas de suministro, los sectores de todo el mundo se están adaptando a la digitalización de procesos y operaciones.

Pero existe un principio fundamental que impide este desarrollo: la falta de confianza. ¿Cómo puede saber una entidad si el proveedor que se encuentra a cientos de kilómetros de distancia es quien dice ser? ¿Cómo pueden comprobar las personas físicas que la entidad que recibe sus datos personales es quien creen que es? El procedimiento para confirmar digitalmente la identidad legal de un usuario se ha convertido en el requisito básico, ya que permite saber «quién es quién» en una comunidad digital.

El Sistema Global del IPJ (SGIPJ) tiene una oportunidad única para resolver el problema de la confianza de las personas jurídicas de todo el mundo. Puede permitir la transformación digital de modo que sea interoperable, independiente y autónoma. Como sistema validado a nivel reglamentario y supervisado por el Comité de Supervisión Regulatoria de IPJ (ROC), el SGIPJ es el único sistema que establece una identidad global reconocida, controlada y normalizada para las personas jurídicas que, siempre que sea posible, está vinculada al sistema de identificación nacional de dicha jurisdicción. El sistema está basado en datos abiertos, lo que significa que cualquier persona o empresa puede acceder al IPJ y a sus datos de referencia asociados. Además, el SGIPJ también sirve de puente entre los procesos tradicionales y virtuales actuando como herramienta para identificar a la contraparte en cualquier operación y puede aportar datos sobre entidades jurídicas almacenadas en registros.

La estrategia digital de la GLEIF para los IPJ se basa en dos métodos para vincular criptográficamente el IPJ a su organización: los certificados digitales y las credenciales verificables.

Los certificados digitales, así como las redes de identidad auto-soberana
  • El IPJ tiene un papel fundamental que desempeñar en el mundo digital actual gracias a su capacidad de ofrecer a las organizaciones una identificación exclusiva y permanente a escala global. Esto es especialmente importante en el contexto de la identificación de personas jurídicas que participan en transacciones digitales.
  • El IPJ ofrece valor al producto más maduro de los certificados digitales y a la innovación más reciente de las credenciales verificables.

Archivos relevantes para descargar