Soluciones del IPJ El IPJ en KYC: Un nuevo futuro para la identificación de personas jurídicas

La investigación de la GLEIF: las dificultades de la integración de clientes



Tal y como ilustra el informe de investigación «Un nuevo futuro para la identificación de personas jurídicas (A New Future for Legal Entity Identification)» publicado por la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF), el proceso utilizado para la integración de nuevas personas jurídicas se caracteriza por las ineficiencias que presentan numerosas empresas del sector bancario. El estudio, en que participaron más de 100 profesionales de venta sénior del sector bancario del Reino Unido, Estados Unidos y Alemania, reveló que el 50% de las entidades financieras utilizan, de media, cuatro identificadores para identificar organizaciones cliente.

¿Qué significa esto en la práctica para estos profesionales de venta sénior, cuál es su efecto para el conjunto de sus negocios y qué puede hacerse para mejorar la situación? Para responder a estos interrogantes, resumimos a continuación algunas de las conclusiones clave del estudio. También se destacan en el gráfico de la GLEIF que se muestra a continuación.

¿Cuáles son las principales dificultades a la hora de integrar organizaciones en la cartera de clientes?
Existe un consenso claro en torno al tipo de dificultades a las que hacen frente las empresas en lo relativo a la calidad de los identificadores que utilizan: surgen una y otra vez los mismos temas de fiabilidad, contradicción y tiempo. El 49% de los participantes en el estudio considera que las actividades de middle-office y de back-office relacionadas con la integración de clientes plantean una carga considerable. Es más, el 57% de los profesionales de ventas sénior destina más de 1,5 días a la semana a tareas relacionadas con dicha integración. Como resultado, se precisa de una media de seis semanas para integrar una nueva persona jurídica en la cartera de clientes (si se utilizan más de cuatro identificadores, la media asciende a siete semanas). Sin embargo, los participantes no fueron tan claros a la hora de especificar las tareas que consumen su tiempo. Algunos señalan que el proceso de diligencia debida de Conozca a su cliente (KYC) (18%) es la cuestión que más tiempo les consume, mientras que otros apuntan la gestión de documentación (16%) o la identificación de la persona jurídica (15%).
¿Cómo afectan la falta de transparencia y visibilidad a la gestión de riesgos?
Estos factores imprimen un efecto considerable en el conjunto de la empresa. Las dificultades relacionadas con múltiples identificadores son, entre otras: información incoherente, procesos complejos, pérdida de recursos y una clara falta de transparencia. El 46% de los participantes reconoce que la falta de transparencia a la hora de identificar y comunicar la estructura corporativa no resulta alentadora en lo relativo al cumplimiento regulatorio en las entidades financieras. Unas aguas turbias dificultan evaluar los riesgos adecuadamente, lo cual significa que las decisiones de integración y transacciones no pueden tomarse con confianza, certidumbre o control. En última instancia, esto implica que tanto las empresas a título individual como el conjunto del sector se encuentren más expuestos al fraude y al abuso de mercado.
¿Cómo afectan al negocio la duración y la complejidad del proceso de integración?
Además del consumo excesivo de tiempo y la merma de la transparencia, está en juego otra cuestión empresarial de incluso mayor calado: el estudio concluyó que las organizaciones cliente no siempre simpatizan con los requisitos regulatorios que deben cumplir las empresas de servicios financieros. La mitad de los participantes (50%) sostiene que es cada vez más difícil dar cumplimiento a las regulaciones sobre KYC. Algunas de las mayores dificultades citadas son: el riesgo de perder negocio debido a la duración y la complejidad del proceso de integración (39%), inquietudes acerca de la seguridad del cliente sobre quién puede acceder a sus documentos y visualizarlos (38%) y los continuos cambios en la regulación sobre KYC (37%).

Esta falta de comprensión implica que las organizaciones cliente se muestren dispuestas a llevar su negocio a otros proveedores si consideran que el proceso de integración es demasiado largo. La pérdida de negocio destaca como una consecuencia muy concreta del proceso, bien por la incapacidad de recoger información adecuada, bien simplemente por la falta de paciencia de la nueva persona jurídica. Los participantes en el estudio consideran que el 15% del negocio está en riesgo por el hecho de que el cliente pierda la paciencia con el proceso y que el 14% se pierde por no poderse verificar su identidad. Resulta irónico que la persona jurídica podría enfrentarse a otro proceso igual de prolongado si decide irse a otra entidad, pues el estudio demuestra que la mayoría de las entidades financieras utilizan cuatro o más identificadores para integrar nuevas personas jurídicas, por lo que registran las mismas ineficiencias.
Por tanto, ¿cómo puede el Identificador de Personas Jurídicas (IPJ) contribuir a mejorar el proceso, reducir el tiempo necesario, incrementar la transparencia y, en última instancia, rebajar la pérdida de negocio?
El 52% de los participantes considera que el plazo de integración será mayor en el futuro cercano. Dicho extremo plantea una oportunidad clara para adoptar un único identificador global a fin de impulsar la eficiencia.

El IPJ ofrece a las empresas un enfoque normalizado y único en cuanto a verificación de personas jurídicas, pues brinda información rápida, coherente y precisa sobre organizaciones cliente y otros socios comerciales y proveedores. Ello conlleva que los procesos de identificación prolongados e incoherentes sean cosa del pasado. Sustituir la desconexión de información por un enfoque aceptado a escala global basado en una adopción amplia del IPJ acabaría con la complejidad de las transacciones comerciales y aportaría un valor cuantificable a las empresas de servicios financieros. Para obtener más información, consulte el informe íntegro titulado «Un nuevo futuro para la identificación de personas jurídicas», donde se detallan los resultados del estudio llevado a cabo por la GLEIF sobre identificación de clientes en el sector de los servicios financieros y se describe cómo proceder de cara al futuro aplicando un enfoque normalizado.

Descargar como PDF: Gráfico de la GLEIF – El futuro de la identificación de personas jurídicas: por qué un enfoque normalizado es el camino (GLEIF Infographic – The Future of Legal Entity Identification: Why a Standardized Approach is the Way Forward)

gleif-infographic_the-future-of-legal-entity-identification_final-750x4965