Sala de prensa y Medios Notas de prensa

Un estudio ha revelado que una amplia adopción de los Identificadores de Personas Jurídicas podría suponer para los bancos un ahorro aproximado de entre 2000 y 4000 millones de USD anuales en eficiencia de integración de clientes


  • Fecha: 2019-10-29

Un estudio llevado a cabo por McKinsey en nombre de la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF) ha determinado que un uso más amplio de los Identificadores de Personas Jurídicas (IPJ) en todo el sector bancario global podría suponer un ahorro de entre 2000 y 4000 millones de USD anuales solo en costes de integración de clientes. Con un gasto total estimado de la industria en integración de clientes de 40 000 millones de USD al año, las mejoras de productividad obtenidas mediante el uso de IPJ podrían generar reducciones de costes intersectoriales de entre el 5% y el 10% al año.

Los IPJ ya se utilizan en mercados de capitales a nivel global, donde los reguladores han exigido utilizarlos para informar sobre transacciones con derivados del mercado paralelo. No obstante, el estudio deja claro que la capacidad de los IPJ para simplificar la identificación de entidades en la era digital puede ofrecer un valor significativamente más cuantificable para los bancos a corto y medio plazo. En el informe se recomienda que, para alcanzar este valor, los bancos utilicen los IPJ en todas las etapas del ciclo de vida de la gestión de clientes, no solo en los mercados de capitales, sino en todas las líneas del negocio bancario, como la financiación comercial, la banca corporativa y los pagos.