Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

Modernización de la financiación comercial con el IPJ

El Identificador de Personas Jurídicas es la clave para efectuar transacciones comerciales más rápidas, más baratas y más seguras en el futuro


Autor: Stephan Wolf

  • Fecha: 2018-11-29
  • Visualizaciones:

02-abstract-worldmap-750x250

El ciclo de vida de las transacciones comerciales es complejo y, en el mundo digitalizado actual, requiere una cantidad sorprendentemente grande de procesamiento manual.

Existe una gran oportunidad para aprovechar las tecnologías automatizadas de verificación de identidad de entidad como el IPJ para que el sistema de financiación comercial funcione mejor en casi todos los frentes: con mayor rapidez, rentabilidad y seguridad.

Un libro blanco conjunto de McKinsey & Company y la Global Identity Identifier Foundation (GLEIF) concluyó que los bancos podrían ahorrar hasta 500 millones de dólares estadounidense cada año si adoptaran el IPJ en solo uno de los innumerables procesos de financiación comercial: el proceso de emisión de cartas de crédito.

Este proceso requiere mucho tiempo e implica múltiples pasos que exigen comprobaciones de identidad y tareas de reconciliación. Para mitigar el riesgo y cumplir con la regulación contra el blanqueo de capitales y la diligencia debida de conozca a su cliente (KYC), tanto la entidad bancaria del comprador como la del vendedor deben efectuar varias comprobaciones de contrapartes. En este paso, debe manejarse una gran cantidad de documentación impresa, junto con búsquedas manuales en bases de datos que, debido a que solo admiten búsquedas basadas en nombres, suelen generar resultados inexactos.

El uso del IPJ puede automatizar muchos de estos procedimientos, lo que permite la identificación digitalizada e inmediata de las entidades que participan en la transacción y que los bancos reduzcan drásticamente el tiempo y los recursos dedicados a las verificaciones y las investigaciones contextuales.

Además de impulsar las eficiencias, el uso de los IPJ también facilitaría una mejor gestión de los riesgos, al posibilitar que los bancos mantengan una visión más integral de la persona jurídica involucrada en la transacción. Al utilizar el IPJ de una persona jurídica, por ejemplo, el banco de un vendedor podría rastrear las facturas pendientes de pago para detectar una actividad sospechosa, como la existencia de varias facturas por el mismo envío.

En esencia, el IPJ simplifica enormemente dos actividades clave de un proceso complicado: verificar las personas jurídicas y rastrear el historial de una persona jurídica.

Los bancos de inversión también se beneficiarán. El libro blanco conjunto también concluyo que una adopción global más amplia del IPJ podría reducir los costes anuales de tramitación y de integración en un 10 por ciento anual. Esto llevaría a una disminución del 3,5 por ciento de los costes de las operaciones en los mercados de capitales, lo que equivale a un ahorro de más de 150 millones de dólares anuales solo para el sector de la banca de inversión global.

Sin embargo, los beneficios de utilizar el IPJ se extienden mucho más allá de los bancos. La tecnología también promete tener un impacto sustancialmente positivo sobre la comunidad empresarial. Para empezar, la adopción universal de IPJ permitiría una experiencia del cliente mucho más consistente para las empresas que buscan acceder al crédito.

A principios de este mes, el Grupo Consultivo Regional del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) para Asia mencionó la adopción del IPJ –junto con otras tecnologías, formación y desarrollo de capacidades del ámbito digital– como una solución a los diferentes obstáculos que afrontan las empresas al acceder a la financiación comercial. En este sentido, el organismo indicó que “si bien casi el 80% del comercio se financia con crédito o seguro de crédito, el acceso es desigual entre las entidades, especialmente en las pequeñas y medianas empresas” y señaló “la percepción del riesgo de país, el riesgo de contraparte, la regulación contra el blanqueo de capitales y la diligencia debida de conozca a su cliente (KYC) y los costes de capital que no reflejan completamente las características de riesgo de la financiación comercial” como los obstáculos que podrían abordarse.

Banco Asiático de Desarrollo: “La capacidad de búsqueda de la GLEIF permite a las empresas buscar y evaluar nuevos compradores y vendedores en mercados objetivo”.

En agosto de 2018, Janet Hyde, especialista en inversiones del Banco Asiático de Desarrollo, dio un paso más, al sugerir que el IPJ ayudará a las empresas a crecer y facilitará su acceso al crédito. En una publicación de blog titulada “Cómo el IPJ transformará a las pequeñas empresas en Asia” (véase “enlaces relacionados abajo”), señala: “Para empezar, la capacidad de búsqueda de la GLEIF permite a las empresas buscar y evaluar nuevos compradores y vendedores en mercados objetivo, alentándolos a expandir sus negocios con mayor confianza. La creación de estas bases de datos también ayuda a las grandes organizaciones a buscar nuevas empresas para realizar transacciones, incluidas las pymes. Esto a su vez crea más oportunidades de negocio para estas empresas que ya están dispuestas y pueden participar en las cadenas de suministro de Asia”.

El IPJ conecta a información de referencia clave que permite la identificación clara y única de las personas jurídicas que participan en transacciones financieras. Cada IPJ contiene información sobre la estructura de la propiedad de cada persona jurídica, por lo que responde a las preguntas de “quién es quién” y “quién es dueño de quién”. La GLEIF ha publicado el Índice de IPJ Global. Contiene registros de IPJ históricos y actuales, incluyendo datos de referencia correspondientes en un contenedor de ficheros central y fidedigno. El Índice de IPJ Global es la única fuente en línea global que facilita datos de referencia de personas jurídicas abiertos, estandarizados y de alta calidad. Aporta eficiencia, transparencia y confianza a la identificación de personas jurídicas.

La GLEIF ofrece varios medios para acceder al conjunto de datos de IPJ disponible públicamente, como, por ejemplo, a través de su herramienta de búsqueda basada en Internet o su servicio de descarga de archivos. En función del modo seleccionado para acceder al grupo de datos de IPJ, los usuarios pueden obtener información adicional relevante para un registro de IPJ, como datos de referencia enriquecidos u otros identificadores que se hayan asignado al IPJ. Cualquier parte interesada puede acceder y buscar en el conjunto completo de datos de IPJ de forma gratuita y sin necesidad de registrarse.

Dados los múltiples beneficios del IPJ, tanto para los proveedores de servicios de financiación comercial como para las empresas que los consumen, cada vez es más difícil argumentar en contra de su adopción universal. El soporte para el IPJ está creciendo en línea con la sensibilización de las partes interesadas y las implementaciones están acelerándose en todo el mundo. Como observó Janet Hyde: “El IPJ debería adoptarse por todas las entidades, no solo entidades financieras y empresas comerciales, sino también por departamentos y agencias gubernamentales, empresas, registros catastrales y de participaciones bursátiles, oficinas de impuestos, listados de sanciones, directorios de blanqueo de capitales y de diligencia debida de conozca a su cliente (KYC) y auditores. Solo así pueden construirse con éxito carteras de información realmente completas y significativas”. Hyde concluye: “Con una adopción generalizada, el IPJ permitirá la comunicación a través de diferentes plataformas, ya que existirá un estándar que todos los participantes del mercado podrán acordar para respaldar el ciclo de vida completo de las transacciones”.

La GLEIF no podría estar más de acuerdo y alentamos a todas las partes interesadas en la financiación comercial a que consideren cómo el IPJ puede ayudar a transformar sus operaciones.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Stephan Wolf es el Director General de la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF). Desde enero de 2017, el Sr. Wolf es uno de los coordinadores del grupo de asesoramiento técnico de Fintech formado por el comité técnico ISO/TC 68 (ISO TC 68 FinTech TAG) de la Organización Internacional de Normalización. En enero de 2017, el Sr. Wolf fue designado uno de los 100 Líderes en Identidad por One World Identity. Tiene una amplia experiencia en el establecimiento de operaciones de datos y en estrategia de implantación global. A lo largo de su carrera ha contribuido al avance de estrategias clave de desarrollo de productos y empresas. El Sr. Wolf cofundó IS Innovative Software GmbH en 1989 y trabajó como su primer director general. Más tarde, fue nombrado portavoz del consejo ejecutivo de su sucesora IS.Teledata AG. Finalmente, esta empresa pasó a formar parte de Interactive Data Corporation en la que el Sr. Wolf ocupó el puesto de Director Técnico.


Etiquetas para este artículo:
Gestión de Relaciones con Clientes, Gestión de Datos, Identidad digital, Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF), Índice de IPJ Global, Conozca a su cliente (KYC), Razones comerciales del IPJ, Datos Abiertos, Gestión de Riesgos, Regulación, Estándares