Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

El Sistema Global del Identificador de Personas Jurídicas (IPJ): Mirada Retrospectiva y Mirada hacia el Futuro

El Presidente del Comité de Supervisión Normativa del IPJ destaca los avances conseguidos y las medidas que se están preparando para seguir promoviendo el crecimiento y la utilidad del sistema.


Autor: Matthew Reed

  • Fecha: 2015-12-10
  • Visualizaciones:

160225-v3-1-path-gleif-3tiers.es-750x413

El Sistema Global del Identificador de Personas Jurídicas funciona en tres niveles

A medida que 2015 llega a su fin, tenemos oportunidad de reflexionar sobre el Sistema Global del Identificador de Personas Jurídicas (IPJ), dónde se encuentra y hacia dónde irá.

La historia del IPJ es buena. En 2012, un grupo de autoridades de todo el mundo decidió que teníamos que resolver un problema de «acción colectiva» que había estado fastidiando a la industria y a los reguladores durante décadas: cómo crear e implantar un sistema de identificación de personas común que podría utilizarse como eje para identificar a los participantes del mercado financiero y conectar los datos. Nos dimos cuenta de que el sistema necesitaba ayuda para responder a tres preguntas básicas: ¿Quién es quién? ¿Quién es el dueño de quién? Y, ¿quién es el dueño de qué?

Además, llegamos a la conclusión de que el sistema necesita tres características básicas: ubicuidad, persistencia y accesibilidad. La ubicuidad es necesaria para que los datos puedan combinarse e interactuar entre ellos independientemente de quién los genere o dónde se encuentren. La persistencia es fundamental para que puedan ser fiables año tras años, a pesar de las fusiones, adquisiciones y desmantelamiento de las empresas. La accesibilidad también es necesaria para que las empresas, las autoridades y el público puedan conseguir esa información esencial crítica sobre las entidades que operan en los mercados financieros.

La gobernanza del sistema y la implicación del sector privado pasaron a ser fundamentales para incorporar dichas características. Mediante el trabajo a través del Grupo de los 20 (G20) y el Comité de Estabilidad Financiera (CEF) y después el Comité de Supervisión Normativa (CSN) que vigila el sistema, estamos consiguiendo la ubicuidad. En el momento de escribir este informe, más de 80 autoridades de 50 naciones (muchas más que los miembros del G20), colaboran para dirigir el sistema al bien público. El «empuje» del sector público también ayuda a conseguir la persistencia (exigiendo el uso de este nuevo código IPJ) y la accesibilidad (diseñando un mecanismo de financiación que evite el pago por uso). Por lo tanto, las autoridades miembros del CSN IPJ han redactado más de 30 normas pidiendo el uso del IPJ en la notificación y las operaciones.

El IPJ se diseñó para servir los intereses privados además de los públicos

Desde el comienzo de la iniciativa quedó claro que el sector público no podría y no debería conseguir esas características solo y por eso buscamos el compromiso del sector privado. En primer lugar, contratamos a la Organización Internacional de Normalización, una organización de normas consensuadas conocida como ISO, para crear lo que es ahora la norma del IPJ, la ISO 17442. Esta norma indicaba que el IPJ fue diseñado para servir los intereses privados además de los públicos y que podía ser adoptada universalmente. Además de eso, se animó a los miembros del sector privado a que participaran en nuestra reflexión a través del Grupo Preparatorio del Sector Privado.

Más tarde, facilitamos la creación de unos pocos servicios públicos (ahora son poco más de doce) para que trabajaran directamente con los participantes del mercado para asignar los IPJ. Estos servicios públicos (conocidos como unidades operativas locales) nos ayudan a conseguir la persistencia y la accesibilidad mediante la gestión de los datos del IPJ durante su ciclo de vida (y, con ello, evitando la duplicidad) y haciendo que los datos sean accesibles de forma universal a través de una base de datos global, descargable y gratuita.

Además, creamos y ahora supervisamos el «pegamento» del sistema: la Global LEI Foundation (GLEIF). La GLEIF coordina y supervisa las unidades operativas locales, de forma que los intereses públicos consagrados en sus estatutos organizativos queden preservados y ayuda al CSN IPJ a crear e implantar nuevas normas relativas a la identificación de entidades.

El siguiente paso: recopilar información sobre la propiedad de las empresas

Ahora, nos acercamos al final de mis tres años de mandato como Presidente del CSN IPJ, y los de los Vicepresidentes del CSN IPJ, Bertrand Couillault del Banque de France y Jun Mizuguchi de la Agencia de Servicios Financieros de Japón.

En los 18 meses que han transcurrido desde la creación de la GLEIF hemos conseguido un progreso considerable. La GLEIF se responsabiliza de defender seriamente los principios del interés público. A medida que su capacidad aumenta, la GLEIF aumenta también su atención por la calidad de los datos. Su convenio marco con las unidades operativas locales para regir sus relaciones incluye herramientas fundamentales para garantizar que los datos generados por el sistema estén a disposición del público y que el sistema sea lo bastante flexible como para permitir el crecimiento y la penetración en los remotos confines del sistema financiero global. Además, la GLEIF ha creado una base de datos fiable, totalmente descargable y con opción de búsqueda que combina sin ningún problema registros de las 27 unidades operativas locales en más de 400.000 empresas. Y está construyendo sus capacidades para aplicar normas.

Ahora que la GLEIF ha alcanzado una situación operativa estable capaz de gestionar el sistema, el CSN IPJ se centrará en dos tareas principales: (1) supervisar el sistema de forma que siga cumpliendo sus importantes objetivos públicos y (2) definir los requisitos de directrices que la GLEIF implantará. Algunas de las tareas en materia de directrices implican perfeccionar o aclarar la norma IPJ de forma que las unidades operativas locales y los solicitantes de inscripciones de IPJ entiendan qué entidades (tanto si son sociedades unipersonales como filiales) reúnen los requisitos para obtener un IPJ. Esta tarea es fundamental para que el sistema continúe satisfaciendo las necesidades de los sectores público y privado y se administra de forma igualitaria en todo el mundo.

Quizá la norma más importante que el CSN IPJ está considerando en estos momentos responde a la pregunta «Quién es el dueño de quién» que he mencionado anteriormente. En octubre de 2015, el CSN IPJ publicó un documento consultivo en el que se describía la forma en la que, inicialmente, podríamos recopilar información sobre la propiedad de las empresas y ahora estamos en el proceso de evaluar las respuestas del público. Esperamos publicar más noticias durante el nuevo año.

Garantizar una amplia cobertura del IPJ sigue siendo una prioridad

Otra prioridad del CSN IPJ; y de la GLEIF y otros socios del sistema; es conseguir una amplia cobertura del IPJ. Hasta el momento, se han emitido más de 400.000 IPJ a empresas en más de 180 países. Esta cifra es significativa para una norma que solo tiene unos pocos años. Pero podemos, y esperamos poder, hacer más mediante la adopción reglamentaria del IPJ y la adopción voluntaria por parte de las empresas. Pensamos que este objetivo se puede conseguir porque, después de todo, el IPJ es una norma creada por y para la industria a la que incluye.

Durante los próximos años, buscaremos un incremento significativo en la cobertura y el valor del sistema del IPJ.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Matthew Reed es Consejero Principal de la Oficina de Investigación Financiera del Departamento del Tesoro de los EE.UU. En este puesto, trabaja en el equipo directivo superior de la Oficina creado para llevar a cabo controles y análisis de estabilidad financiera y es responsable de supervisar todas las actividades jurídicas de la Oficina. En enero de 2012, fue seleccionado como Presidente inaugural del Comité de Supervisión Normativa del Sistema Global del Identificador de Personas Jurídicas, constituido por más de 80 autoridades de todo el mundo para supervisar la Global LEI Foundation y el sistema en general. Anteriormente, el Sr. Reed trabajó en los servicios públicos ocupando altos cargos en la Comisión de Bolsa y Valores de los EE.UU., y como abogado en el Senado de los EE.UU. y en el Departamento de Justicia de los EE.UU. El Sr. Reed se licenció con matrícula de honor en la Escuela de Derecho George Mason y trabajó en su revista jurídica.


Etiquetas para este artículo:
Comité de Supervisión Regulatoria de IPJ (CSR IPJ), Requisitos de Directrices, Estándares