Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

El uso del Identificador de Personas Jurídicas en los sistemas de pago

Identidades en aplicaciones corporativas y sistemas de pago


Autor: Gerard Hartsink

  • Fecha: 2018-05-30
  • Visualizaciones:

w-abstract-6-750x250

La comunicación electrónica continúa adquiriendo una mayor importancia como herramienta que respalda el comercio de bienes y servicios, en particular entre compradores y vendedores en diferentes países. Los bancos, por ejemplo, tienen una experiencia notablemente amplia en esta área, mientras que las administraciones públicas están desarrollando cada vez más servicios de gobierno electrónico para sus necesidades domésticas. A medida que la cadena de suministro se ha internacionalizado, ha surgido la necesidad de que los estándares globales definan las identidades de los socios comerciales a efectos de facturación, declaraciones de aduana y pagos. Las empresas, los consumidores y las agencias gubernamentales se enfrentan a la dificultad de comprender “quién es quién” en la cadena de suministro digital y global. Esto requiere un enfoque global hacia la gestión de la identidad.

Esta publicación de blog es un extracto del artículo del autor titulado “La identidad digital de las personas jurídicas: Estado actual y camino a seguir” (The Digital Identity of Legal Entities: Current Status and Way Forward) publicado en Journal of Payments Strategy & Systems (Volumen 12, Número 1). Si bien el artículo completo proporciona información contextual detallada sobre diversos aspectos relevantes de la gestión de la identidad, este extracto se centra en el uso del Identificador de Personas Jurídicas (IPJ) en los sistemas de pago. El artículo completo está disponible para su descarga (véase “enlaces relacionados” abajo).

La gestión de la identidad en los sistemas de pago

La gestión de la identidad siempre ha sido un componente importante de los sistemas de pago electrónicos a fin de gestionar los riesgos operativos del programa y de los participantes del programa. Las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (GAFI) sobre la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo aplicables a la legislación de cualquier jurisdicción han aumentado la necesidad de un enfoque integral hacia la gestión de la identidad en el proceso de pago. Los participantes del programa deben, entre otras cosas, ser responsables de los datos de alta calidad sobre sus clientes a efectos de debida diligencia, mantenimiento de registros y procesos de transferencia relacionados con los clientes.

En el caso de los sistemas de pago minoristas, la tendencia apunta a una mayor desagregación del proceso de pago como consecuencia de la legislación (como la Segunda Directiva de Servicios de Pago en la Unión Europea (UE), con la creación de proveedores de servicios de iniciación de pago autorizados) y de la evolución del mercado (como, por ejemplo, los proveedores de servicios de superposición). Todos los participantes directos e indirectos de programas y sistemas de pago minoristas deben asegurarse de que se utilicen los datos correctos de los clientes para la transferencia de fondos (a escala nacional o transfronteriza). La calidad de los datos de los participantes de los programas de pago nacionales o internacionales no cumple a menudo con el estándar de alta calidad que los supervisores requieren para sus entidades financieras autorizadas.

El Principio 22 de los Principios aplicables a las infraestructuras del mercado financiero (PFMI) establece que “una infraestructura del mercado financiero debe utilizar, o al menos adaptarse, a los procedimientos y estándares de comunicación internacionalmente aceptados pertinentes para facilitar el pago, compensación, liquidación y registro eficientes”. Sin embargo, el principio no aclara cuál debería ser el estándar internacional para las personas jurídicas y las personas físicas y cuál debería ser el nivel de calidad de los datos para los participantes del programa a fin de cumplir con los requisitos de los supervisores. El estándar 17442 de la ISO relativo al IPJ es un estándar internacional para personas jurídicas, aunque un estándar parecido no existe todavía para las personas físicas. Debido a que la mayoría de los participantes del programa de pago ya tiene un IPJ, la incorporación del IPJ de alta calidad al archivo del participante del programa podría mejorar la gestión de riesgos para el propietario del programa (administrador del programa) sin coste adicional.

Las tarjetas son instrumentos importantes de identificación y pago con los que los consumidores adquieren bienes y servicios de minoristas en línea. Para los emisores de tarjetas, un servicio de mapeado del IPJ con el estándar de identificación 7812 de la ISO para las tarjetas emitidas podría mejorar la calidad de los datos. Demasiados directores de cumplimiento de adquirentes, procesadores y programas de tarjetas indican con frecuencia que la calidad de los datos de los minoristas no cumple con las Normas de seguridad de la industria de tarjetas de pago (PCI). El acceso a datos minoristas de alta calidad beneficia a los consumidores en términos del principio de conocimiento del proveedor (KYS) y de los participantes del programa de tarjetas para gestionar sus riesgos operativos. La incorporación del IPJ a los requisitos de la PCI podría reducir los costes operativos y los riesgos asociados con los programas de tarjetas para sus adquirentes y procesadores.

Costes y riesgos de la gestión de la identidad

Las empresas, en particular sus gestores de datos, directores de cumplimiento y directores de compras, han tomado conciencia de los costes sustanciales y los riesgos potenciales involucrados en la gestión de los datos de clientes y proveedores.

Muchos bancos tienen múltiples identificaciones para el mismo socio corporativo, como, por ejemplo, número de registro de empresa emitido por el gobierno, número de IVA (en la UE), número de identificación del empleador (en Estados Unidos) o número emitido por la industria, como ISO BIC, DUN o PERM ID. Los atributos de esos números de registro pueden no ser exactamente los mismos. Además, no está claro cómo una persona jurídica se ajusta a su estructura de grupo.

Para superar los desafíos de calidad de datos en la cadena de suministro, el IPJ podría agregar valor para todas las partes involucradas en transacciones comerciales. No existe otro sistema de identificación de personas jurídicas abierto y global con un régimen tan estricto de verificación regular de datos que garantice la alta calidad de sus datos. El registro de datos del IPJ también proporciona información sobre el número de registro de empresa nacional y sobre los responsables directos y/o últimos (si están disponibles) de esa persona jurídica.

Se estima que los bancos activos en la financiación comercial podrían ahorrar 500 millones de dólares estadounidenses por año utilizando el IPJ solo en las actividades de financiación comercial y la emisión de cartas de crédito, con la posibilidad de obtener otros beneficios.

El camino que seguir

La cadena de suministro se está volviendo cada vez más global y digital. Esto requiere un sistema más sólido para la identificación de socios comerciales con fines públicos y privados. El IPJ es un candidato prometedor porque es un identificador de alta calidad de personas jurídicas que se proporciona de forma gratuita a cualquier usuario.

Cuando los minoristas en línea agreguen su IPJ a su sitio web (preferiblemente en la página de pago), esto beneficiaría a los consumidores al cumplir con los requisitos de conocimiento del proveedor (KYS) de las organizaciones de los consumidores.

Las empresas, por su parte, se beneficiarían si sus contrapartes en la cadena de suministro tuvieran un IPJ, al reducirse los costes de incorporación y mantenimiento de sus clientes y proveedores y al disminuir sus riesgos operativos.

Los bancos (y otras entidades financieras) se beneficiarían si sus clientes corporativos tuvieran un IPJ porque esto facilitaría la incorporación de esos clientes y el mantenimiento de sus datos. Los bancos se beneficiarían aún más si las corresponsalías bancarias, las infraestructuras del mercado financiero y los sistemas de liquidación bruta en tiempo real a los que están conectados incluyeran el IPJ en sus comunicaciones, ya que la gestión de riesgos y de liquidez sería menos costosa por la reducción de los riesgos operativos.

Los sistemas de pago y las cámaras de compensación automática (mecanismos de compensación y liquidación) se beneficiarían de la incorporación del IPJ a los archivos de sus participantes y clientes, ya que esto reduciría los riesgos operativos. Además, la inclusión del IPJ de las empresas en las normas del régimen y en el servicio de comunicación de compensación crearía un valor agregado adicional para los bancos que desean ofrecer mejores servicios de informes de pago a sus clientes corporativos. La inclusión del IPJ del cliente corporativo en una transferencia de crédito facilitará la conciliación de dichos pagos durante el proceso de gestión de efectivo entrante de las empresas y las cuentas públicas que reciben la comunicación de pago.

Los programas, los adquirentes y los procesadores de tarjetas se beneficiarían si se incluyera el IPJ en los requisitos de la PCI ya que esto reduciría sus riesgos operativos.

Todos los participantes de la cadena de suministro y del sector público se beneficiarían de un estándar ISO global para personas físicas. Es necesario potenciar la ISO TC 68 sobre servicios financieros, como se hizo con el estándar del IPJ, para desarrollar dicho estándar a efectos de facilitar el procesamiento y almacenamiento de datos sobre personas físicas (de diferentes jurisdicciones) para fines públicos y privados. Sin embargo, no se recomienda la creación de un registro global para personas físicas debido a las dificultades relacionadas con la protección de datos.

Como legislador de los Principios aplicables a las infraestructuras del mercado financiero (PFMI), animamos al Comité de Pagos e Infraestructuras del Mercado (CPMI) para que especifique con más detalle los “estándares internacionalmente aceptados” para personas jurídicas y personas físicas para el pago, compensación, liquidación y registro eficientes de los pagos y para el negocio de las tarjetas de pago a fin de garantizar sistemas de pago eficientes, seguros e innovadores para la sociedad.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Gerard Hartsink fue designado por el Comité de Estabilidad Financiera como Presidente del Consejo de la GLEIF. Los perfiles de Gerard Hartsink y de todos los demás miembros del Consejo de Administración de la GLEIF están disponibles en la página web de la GLEIF.


Etiquetas para este artículo:
Gestión de Relaciones con Clientes, Gestión de Datos, Conozca a su cliente (KYC), Datos Abiertos, Gestión de Riesgos, Estándares