Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

La Global Legal Entity Identifier Foundation ratifica la nueva Carta Internacional de Datos Abiertos

El objetivo primordial de la Carta Internacional de Datos Abiertos es fomentar una mayor coherencia y colaboración a fin de promover un aumento de la adopción e implantación de principios, normas y buenas prácticas de datos abiertos en sectores de todo el mundo.


Autor: Stephan Wolf

  • Fecha: 2016-01-29
  • Visualizaciones:

open-data-charter-646x215

En enero de 2016, la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF) ratificó formalmente la nueva Carta Internacional de Datos Abiertos. La Carta define los datos abiertos como «datos digitales puestos a disposición del público con las características legales y técnicas necesarias para que cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar pueda utilizarlos, reutilizarlos y redistribuirlos de forma gratuita». El preámbulo afirma que los partidarios de la Carta de Datos Abiertos «reconocen que los gobiernos y otras organizaciones del sector público disponen de datos que podrían ser de interés para los ciudadanos y que estos datos son un recurso infrautilizado. Abrir los datos del gobierno puede fomentar la creación de sociedades más interconectadas que satisfagan mejor las necesidades de nuestros ciudadanos y que permitan que la innovación, la justicia, la transparencia y la prosperidad florezcan, garantizando al mismo tiempo la participación cívica en las decisiones públicas y la responsabilidad de los gobiernos».

Los partidarios de la Carta de Datos Abiertos «acuerdan cumplir un conjunto de seis principios que constituirán los cimientos para acceder a los datos y para la divulgación y uso de los datos». Estos principios exigen que los datos sean, estén o sirvan:

  1. Abiertos por defecto.
  2. Actualizados y completos.
  3. Accesibles y utilizables.
  4. Comparables e interoperables.
  5. Para mejorar la gobernanza y el compromiso de los ciudadanos.
  6. Para un desarrollo e innovación inclusivos.

La GLEIF respalda plenamente la Carta de Datos Abiertos y se enorgullece de comprometerse con los seis principios que exige.

Este blog describe la iniciativa de la Carta de Datos Abiertos citando información publicada en la página web de la Carta de Datos Abiertos. Las fuentes a las que se hace referencia en este blog se incluyen en los «enlaces relacionados» a continuación.

La historia de la Carta de Datos Abiertos

En julio de 2013, los líderes del Grupo de los 8 (G8) firmaron la Carta de Datos Abiertos, en la cual se exponían un conjunto de cinco principios de datos abiertos fundamentales. Muchas naciones y defensores del gobierno abierto dieron la bienvenida a la Carta del G8, sin embargo había una sensación general de que los principios podían perfeccionarse y mejorarse para respaldar una adopción más amplia y global de los principios de datos abiertos. Durante los meses siguientes, varios grupos multinacionales iniciaron sus propias actividades para establecer principios de datos abiertos más representativos e inclusivos, como el Grupo de Trabajo de Datos Abiertos de la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA).

La Carta fue redactada en un amplio marco participativo que comprometía de forma activa a los gobiernos y a la sociedad civil.

Como primer paso, en paralelo a la Conferencia de Datos Abiertos de Ottawa a finales de mayo de 2015, el Grupo de Datos Abiertos AGA (copresidido por el gobierno de Canadá y la Fundación Web), el gobierno de México, el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, la Red para el Desarrollo de Datos Abiertos (RDDA) y la Red Omidyar organizaron una reunión de campeones de datos abiertos de todo el mundo para debatir los próximos pasos para realizar consultas sobre la redacción de una Carta de Datos Abiertos internacional. En esta reunión participaron un grupo de administrativos con representantes de los gobiernos, de organizaciones de la sociedad civil y de instituciones multilaterales.

En la Conferencia Internacional de Datos Abiertos de Ottawa, los participantes debatieron la importancia de la apertura para «Permitir la Revolución de los Datos». Más de 1.000 participantes debatieron un plan de acción para la colaboración internacional en materia de datos abiertos y el efecto que podría tener en la consecución del desarrollo sostenible. La posterior consulta del borrador del documento de la Carta, que se abrió durante los meses de julio y agosto de 2015, se tradujo en la entrega de más de 350 comentarios, de todo el mundo, y contribuyó a mejorar de forma significativa los principios de la Carta. Los organizadores de la reunión de Ottawa continúan liderando la creación de una red de acción global y con múltiples partes interesadas durante su fase catalizadora inicial.

En la Cumbre de la AGA en la ciudad de México (27-29 de octubre de 2015), la Carta se presentó oficialmente y se abrió para que los gobiernos la adoptaran. En noviembre de 2015, en paralelo a la reunión del Grupo de los 20 en Turquía y en diciembre de 2015, en la conferencia sobre el cambio climático, COP 21, en Francia se celebraron otros eventos relativos a la Carta, promoviendo la adopción de la Carta con vistas a un evento de presentación final en la Conferencia Internacional de Datos Abiertos que se celebrará en España en 2016.

Un grupo de administradores principales, procedentes de los ámbitos del gobierno, la sociedad civil y el sector privado supervisan la continua evolución de la Carta.

¿Cuál es la relación entre la Carta de Datos Abiertos y la Carta del G8?

La Carta de Datos Abiertos se basa en la Carta del G8 en una serie de aspectos importantes:

  • Todos los gobiernos nacionales y subnacionales pueden adoptarla.
  • Promueve la comparabilidad y la interoperabilidad de los datos para que se aumente su uso y efectos, con un principio completamente nuevo.
  • Tiene en cuenta las dificultades globales como la fractura digital y las oportunidades significativas de los datos abiertos para el desarrollo inclusivo.
  • Recomienda la normalización (por ejemplo, datos y metadatos).
  • Alienta la transformación cultural.
  • Reconoce la importancia de la protección de la intimidad de los ciudadanos y su derecho a influir en la recopilación y uso de sus propios datos personales.
  • Fomenta un mayor compromiso con los ciudadanos y la sociedad civil.
  • Promueve una mayor atención por los conocimientos sobre los datos, los programas de formación y el emprendimiento; y
  • Aprueba su adopción por parte de otras organizaciones, como organizaciones de la sociedad civil o del sector privado.

¿Quién puede adoptar o respaldar la Carta de Datos Abiertos?

Los gobiernos nacionales y las ciudades pueden adoptar la Carta. Las instituciones tienen derecho a convertirse en partes que adopten la Carta de Datos Abiertos cuando cumplan los requisitos del Mecanismo de Adopción de la Carta de Datos Abiertos que se expone en la página web de la Carta de Datos Abiertos. Las instituciones preservarán su derecho demostrando un compromiso continuo con la Carta y avances en su implantación. Hasta la fecha, 17 gobiernos han adoptado la Carta.

Las organizaciones, tanto gubernamentales como intergubernamentales, (como las organizaciones, empresas, organizaciones profesionales no gubernamentales, etc.) están invitadas a respaldar la Carta de Datos Abiertos.

Se puede acceder a la información sobre los gobiernos y ciudades que han adoptado la Carta, además de sobre las organizaciones que la han respaldado en la página web de la Carta de Datos Abiertos.

La GLEIF se compromete a respetar los principios enunciados en la Carta de Datos Abiertos

El objetivo primordial de la Carta Internacional de Datos Abiertos es fomentar una mayor coherencia y colaboración a fin de promover un aumento de la adopción e implantación de principios, normas y buenas prácticas de datos abiertos en sectores de todo el mundo. La GLEIF, organismo responsable de garantizar la integridad operativa del Sistema Global del Identificador de Personas Jurídicas (IPJ), se compromete a cumplir este objetivo permitiendo el acceso a datos abiertos y fiables para una gestión exclusiva de la identificación.

En resumen: El IPJ es un código alfa-numérico de 20 dígitos basado en la norma ISO 17442 creado por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Vincula información de referencia clave que permite una identificación clara y exclusiva de las personas jurídicas que participan en operaciones financieras. Los datos de referencia facilitan la información sobre una persona jurídica identificable en un IPJ. En resumen, el grupo de datos del IPJ disponible de forma pública puede considerarse como un directorio global que mejora enormemente la transparencia en el mercado global.

En junio de 2014, el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) reiteró que la adopción global del IPJ respalda «múltiples objetivos de estabilidad financiera» como la mejora de la gestión de riesgos de las empresas, además de una mejor evaluación de los riesgos microprudenciales y los macroprudenciales. Por consiguiente, fomenta la integridad del mercado a la vez que limita los abusos del mercado y el fraude financiero. Y por último, pero no menos importante, la implantación del IPJ «respalda una mayor calidad y precisión de los datos financieros en general».

Para facilitar un acceso fácil y rápido a toda la población de IPJ, la GLEIF lanzó el Índice de IPJ Global en octubre de 2015. Este facilita información, actualizada diariamente, sobre todos los más de 400.000 IPJ emitidos hasta la fecha. El Índice de IPJ Global consiste en una copia de oro de todos los registros del IPJ pasados y actuales, incluidos los datos de referencia relativos en un depósito. Cualquier parte interesada puede acceder y realizar una búsqueda fácilmente en los grupos de datos del IPJ de forma gratuita, utilizando la herramienta de búsqueda del IPJ en línea creada por la GLEIF.

Los datos de la página web de la GLEIF, es decir, los IPJ y el Convenio Marco, que es el marco contractual que rige la relación entre la GLEIF y las organizaciones emisoras de IPJ, se facilitan mediante una licencia «Creative Commons (CC0)». Creative Commons es una organización sin ánimo de lucro que permite que se compartan y se utilicen creatividad y conocimientos mediante herramientas legales gratuitas.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Stephan Wolf es el Director General de la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF). Desde enero de 2017, el Sr. Wolf es uno de los coordinadores del grupo de asesoramiento técnico de Fintech formado por el comité técnico ISO/TC 68 (ISO TC 68 FinTech TAG) de la Organización Internacional de Normalización. En enero de 2017, el Sr. Wolf fue designado uno de los 100 Líderes en Identidad por One World Identity. Tiene una amplia experiencia en el establecimiento de operaciones de datos y en estrategia de implantación global. A lo largo de su carrera ha contribuido al avance de estrategias clave de desarrollo de productos y empresas. El Sr. Wolf cofundó IS Innovative Software GmbH en 1989 y trabajó como su primer director general. Más tarde, fue nombrado portavoz del consejo ejecutivo de su sucesora IS.Teledata AG. Finalmente, esta empresa pasó a formar parte de Interactive Data Corporation en la que el Sr. Wolf ocupó el puesto de Director Técnico.


Etiquetas para este artículo:
Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF), Datos Abiertos, Gobernanza, Gestión de Datos