Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

McKinsey & Company y la GLEIF detectan significativos ahorros y eficiencias, así como una mayor fiabilidad, en los procesos de verificación de personas jurídicas

Un nuevo libro blanco analiza la aplicación generalizada del IPJ y su potencial de lograr un ahorro total de al menos 650 millones de dólares estadounidenses al año


Autor: Stephan Wolf

  • Fecha: 2017-10-17
  • Visualizaciones:

gleif_blog_motif_abstract_7-750x250

McKinsey & Company ha trabajado con la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF) a fin de examinar posibles usos del identificador de personas jurídicas (IPJ) para dinamizar los procesos de verificación de personas jurídicas. El libro blanco conjunto resultante (consulte los «enlaces relacionados» que figuran más abajo) estima que una adopción más generalizada y global del IPJ podría traducirse en un ahorro anual de más de 150 millones de dólares estadounidenses en el sector de la banca de inversión y de hasta 500 millones de dólares estadounidenses para las entidades bancarias en la emisión de cartas de crédito. Los ahorros anuales en banca de inversión supondrían al menos el 10 por ciento de los costes operativos totales relativos a la integración de clientes y la tramitación de operaciones con el uso de IPJ.

El Sistema Global del IPJ asigna IPJ alfanuméricos de 20 dígitos para identificar de manera única a personas jurídicas que participan en transacciones en todo el mundo. Cada IPJ contiene información sobre la estructura de la propiedad de cada persona jurídica y, por tanto, responde a las preguntas de «quién es quién» y «quién es dueño de quién» de los partícipes del mercado. La GLEIF ofrece la posibilidad de realizar búsquedas a través de Internet por medio de su Índice de IPJ Global, un fichero centralizado, abierto y estandarizado de datos de referencia de IPJ pasados y actuales. Cualquier parte interesada puede acceder y realizar una búsqueda en todo el grupo de datos de IPJ de forma gratuita, utilizando para ello la herramienta de búsqueda de IPJ en línea.

mck-gleif-750x387

El valor comercial del IPJ radica en que los procesos actuales de identificación y verificación cuentan con importantes componentes manuales y a menudo exigen el uso de numerosas bases de datos en las que una contraparte puede identificarse por diferentes denominaciones.

Existen dos ámbitos generales en que el IPJ ofrece valor comercial para reducir conjuntamente el tiempo que se destina a identificar contrapartes y mejorar la fiabilidad de la información:

  1. Reduce la fricción transaccional y operativa, tanto en el seno de las organizaciones como entre ellas. Por ejemplo, en el seno de una organización, el uso del IPJ puede facilitar comunicaciones más eficientes y precisas entre unidades de negocio de departamentos funcionales. Entre sistemas y organizaciones diferentes, el IPJ puede simplificar y acelerar la conciliación de redes y sistemas distintos, posibilitando una verificación más ágil de las identidades al utilizar múltiples fuentes de datos.

  2. Hace que los datos importantes sobre los antecedentes de una persona jurídica en una transacción sean más accesibles y rastreables. Por ejemplo, los proveedores de crédito comercial podrían utilizar el IPJ para verificar la estructura de la propiedad de una persona jurídica antes de conceder créditos y los bancos podrían utilizarlo para asociar múltiples documentos jurídicos a un cliente a la hora de tramitar una transacción específica.

El libro blanco también identifica tres nuevos usos para el IPJ: los mercados de capitales, las transacciones comerciales y la extensión de crédito comercial. Estos usos gozan de especial relevancia en los casos de las grandes corporaciones, las pequeñas empresas y sus entidades bancarias y los bancos de inversión.

A continuación, se describen las ventajas específicas de cada caso:

  • Mercados de capitales: El valor principal del IPJ procede de que reduce el coste de integrar clientes y las actividades de middle-office y back-office relacionadas con la tramitación de operaciones con valores, bonos y otros títulos. Todas esas actividades podrían simplificarse y dinamizarse si se generalizara el uso del IPJ en todo el ciclo de vida de la relación con los clientes. El uso de IPJ en las fases de integración y operativa de la relación con los clientes también reduciría el tiempo que se destina a corregir y conciliar datos con motivo de la incoherencia en la identificación de personas jurídicas.
  • Transacciones comerciales: Los IPJ permiten tramitar más rápidamente las cartas de crédito e identificar de manera más adecuada a los vendedores en las redes de facturación electrónica.
  • La extensión de crédito comercial: Los IPJ permiten una diligencia de «conozca a su cliente» (KYC) más sólida y eficiente acerca de los prestatarios y una mejor trazabilidad de la información sobre ellos procedente de diferentes fuentes.

Consulte las comunicaciones de la GLEIF sobre próximos blogs, donde se abordarán con más detalle cada uno de estos usos.

El proyecto de investigación también indica que existen muchos otros usos además de los tres anteriores. Introducir el IPJ en prácticamente cualquier proceso que requiera identificar y verificar a una contraparte y tenga un componente manual puede aportar eficiencia operativa, ahorrar costes, reducir el tiempo para llevar a cabo operaciones con clientes y mejorar la fiabilidad de la información. La identificación de contrapartes resultante, más sencilla, abrirá la puerta a mayores niveles de automatización y digitalización de las transacciones financieras y comerciales en todo el mundo.

El libro blanco ilustra claramente el valor del IPJ, si bien el alcance de su aplicación y su adopción depende de que se cree una red sólida de defensores. En la GLEIF, animamos activamente a las organizaciones a plantearse la adopción de IPJ en sus procesos cotidianos y esperamos que este libro blanco impulse los conocimientos en torno al posible uso de IPJ, así como que propicie un mayor debate en torno a sus ventajas de ahorro de costes y aumento de la eficiencia. Los posibles usos del IPJ trascienden con creces su aceptación actual, por lo que la GLEIF tiene un gran interés en abordar esta idea con otras organizaciones de diversidad de sectores.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Stephan Wolf es el Director General de la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF). Desde enero de 2017, el Sr. Wolf es uno de los coordinadores del grupo de asesoramiento técnico de Fintech formado por el comité técnico ISO/TC 68 (ISO TC 68 FinTech TAG) de la Organización Internacional de Normalización. En enero de 2017, el Sr. Wolf fue designado uno de los 100 Líderes en Identidad por One World Identity. Tiene una amplia experiencia en el establecimiento de operaciones de datos y en estrategia de implantación global. A lo largo de su carrera ha contribuido al avance de estrategias clave de desarrollo de productos y empresas. El Sr. Wolf cofundó IS Innovative Software GmbH en 1989 y trabajó como su primer director general. Más tarde, fue nombrado portavoz del consejo ejecutivo de su sucesora IS.Teledata AG. Finalmente, esta empresa pasó a formar parte de Interactive Data Corporation en la que el Sr. Wolf ocupó el puesto de Director Técnico.


Etiquetas para este artículo:
Gestión de Relaciones con Clientes, Gestión de Datos, Calidad de los Datos, Índice de IPJ Global, Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF), Conozca a su cliente (KYC), Noticias del IPJ, Datos Abiertos, Gestión de Riesgos, Razones comerciales del IPJ