Sala de prensa y Medios Blog de la GLEIF

Cuando el proceso crea potencial: nuevas oportunidades para los bancos en la integración de clientes

Al ajustar sus procesos de integración, las instituciones financieras pueden mejorar la experiencia de sus clientes, reducir los costes y allanar el camino para nuevos servicios transfronterizos, explica Stephan Wolf, CEO de la Global LEI Foundation


Autor: Stephan Wolf

  • Fecha: 2020-11-05
  • Visualizaciones:

website-va-blog-750x422

No es ningún secreto que el cumplimiento de la normativa no siempre se ajusta al deseo de un banco de ofrecer a sus clientes una experiencia de usuario fluida y sin complicaciones. El trabajo de integración de un nuevo cliente corporativo es un caso clave en este sentido; los extensos controles contra el blanqueo de dinero (AML) y de conocimiento del cliente (KYC) exigidos por regulaciones como AML5 suelen requerir más idas y venidas de lo que la institución financiera o el cliente desearían.

Para la institución financiera, la experiencia de usuario de integración de su cliente es solo una parte del problema. Para garantizar el cumplimiento, los procesos internos se han convertido necesariamente en granulares y requieren mucho tiempo, lo que reduce la eficiencia interna e infla los costes como resultado.

En su calidad de entidades jurídicas, los clientes que realizan transacciones financieras en los mercados de capitales están obligados por diversos organismos reguladores de todo el mundo a tener un identificador de persona jurídica (IPJ) a efectos de la presentación de informes. De este modo, los organismos reguladores pueden dibujar una imagen clara de quiénes participan en sus mercados, lo que permite una gestión más eficaz del riesgo. Hasta la fecha, las instituciones financieras no han adoptado ampliamente el IPJ para mejorar la vigilancia de sus carteras y, en este sentido, están un paso por detrás de los reguladores para darse cuenta de los beneficios de la adopción del IPJ.

Hasta ahora, el proceso de obtención de un IPJ se lleva a cabo más comúnmente cuando una entidad es incorporada por su institución financiera y ha requerido que la entidad se ponga en contacto directamente con una organización emisora de IPJ, repitiendo así muchos de los procesos de integración que la entidad acaba de emprender. Considerando que para muchos clientes la obtención de un IPJ es un requisito legal, la duplicación de este proceso puede crear frustración.

Para permitir que las instituciones financieras superen estos desafíos y obtengan una variedad de beneficios en cuanto a costes de integración, eficiencia y experiencia del cliente, la Global LEI Foundation (GLEIF) ha creado una nueva función operativa para los bancos en el proceso de emisión de IPJ, llamada Agente de validación.

Introducción al Marco del Agente de validación

El Marco del Agente de validación faculta a los bancos para aprovechar sus procesos de conocimiento del cliente (KYC), lucha contra el blanqueo de dinero (AML) y otros procesos de integración regulados habituales para obtener un IPJ para sus clientes durante la integración inicial o con una actualización estándar del cliente. En otras palabras, los bancos que actúan como Agentes de validación pueden actuar de enlace con el emisor del IPJ en nombre de su cliente para "validar" los datos de identidad clave, como el nombre jurídico y la información del registro mercantil, confirmando que estas comprobaciones y procesos ya se han realizado.

Mejora de la experiencia del cliente y diferenciación del mercado

Un banco en el papel de Agente de validación puede beneficiarse de un proceso de emisión de IPJ muy racionalizado y rentable para los clientes, lo que resulta en una experiencia más rápida y cómoda para el cliente en la integración y la gestión del ciclo de vida. La eliminación de la duplicación de procesos también significa una menor inversión de tiempo y recursos por parte de su cliente, lo que, en última instancia, reduce el tiempo necesario para obtener ingresos comerciales.

Al actuar como Agente de validación, los bancos también tienen oportunidades adicionales para añadir valor al cliente y lograr una diferenciación en el mercado. Tienen, por ejemplo, la posibilidad de ser pioneros en nuevos servicios digitales generadores de ingresos en los ámbitos habilitados por el IPJ, desde la gestión de la identidad corporativa hasta la firma electrónica a nivel de garantía legal con certificados digitales.

A la cabeza de la gestión de la identidad

Aunque el marco para agentes de validación será inicialmente atractivo para las instituciones financieras que buscan racionalizar los procesos de cumplimiento normativo para sus clientes, la función está diseñada para fomentar un atractivo más amplio entre los bancos y para alentar la adopción voluntaria del IPJ fuera de los mercados de capital.

Los agentes de validación pueden aprovechar el IPJ y eliminar la vinculación manual de datos de entidades de fuentes internas y externas dispares. McKinsey estima que solo esto ahorraría a la industria bancaria mundial entre 2.000 y 4.000 millones de dólares anuales al mejorar la productividad de los empleados a tiempo completo en la integración de clientes.

Al ampliar la emisión de IPJ más allá de los clientes de entidades jurídicas que requieren un IPJ para el cumplimiento financiero, un Agente de validación puede equipar a toda su base de clientes empresariales con identidades reconocidas a nivel mundial, que pueden ser utilizadas a través de las fronteras con cualquier contraparte o proveedor legalmente registrado en todo el mundo.

De esta manera, las instituciones financieras pueden usar el IPJ para resolver el problema de la confianza transfronteriza de sus clientes en todo el mundo. Se trata del único sistema abierto, comercialmente neutral, estandarizado y avalado por la normativa capaz de crear confianza digital entre todas las personas jurídicas en todo el mundo. A medida que aumente la conciencia de estos atributos habilitantes, es probable que la función de Agente de validación sea asumida también por los bancos que tratan de convertirse en líderes reconocidos en materia de gestión de la identidad, posicionándose como facilitadores del comercio mundial.

Es más, si el IPJ se hace más prominente y disponible en la notificación del AML, los reguladores, en particular a través de las fronteras o jurisdicciones, estarán mejor equipados para identificar y rastrear el comportamiento financiero ilícito, lo que a su vez protege tanto a las empresas como al público en general.

Cualquier institución financiera que atienda a personas jurídicas como clientes puede solicitar ser Agente de validación. La GLEIF está colaborando activamente con la comunidad bancaria mundial para apoyar los ensayos del Marco del Agente de validación e invita a las instituciones financieras a que pregunten sobre la participación en la fase de ensayo.

Blog y Foro de Debate de la GLEIF

Si desea realizar un comentario sobre una publicación del blog, visite el blog en lengua inglesa. Identifíquese con su nombre y apellidos. Su nombre aparecerá junto a su comentario. No se publicarán las direcciones de correo electrónico. Tenga en cuenta que, mediante su acceso al foro de debate o su contribución en él, acuerda cumplir los términos de las Directrices sobre los blogs de la GLEIF, por lo que le pedimos que los lea detenidamente.



Lea todas las publicaciones del blog de la GLEIF
Sobre el autor:

Stephan Wolf es el Director General de la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF). Desde enero de 2017, el Sr. Wolf es uno de los coordinadores del grupo de asesoramiento técnico de Fintech formado por el comité técnico ISO/TC 68 (ISO TC 68 FinTech TAG) de la Organización Internacional de Normalización. En enero de 2017, el Sr. Wolf fue designado uno de los 100 Líderes en Identidad por One World Identity. Tiene una amplia experiencia en el establecimiento de operaciones de datos y en estrategia de implantación global. A lo largo de su carrera ha contribuido al avance de estrategias clave de desarrollo de productos y empresas. El Sr. Wolf cofundó IS Innovative Software GmbH en 1989 y trabajó como su primer director general. Más tarde, fue nombrado portavoz del consejo ejecutivo de su sucesora IS.Teledata AG. Finalmente, esta empresa pasó a formar parte de Interactive Data Corporation en la que el Sr. Wolf ocupó el puesto de Director Técnico.


Etiquetas para este artículo:
Gestión de Datos, Identidad digital, Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF), Calidad de los Datos, Cumplimiento, Gobernanza, Regulación